Bucovina

Rumanía está llena de lugares hermosos. En este país descubriremos paisajes que parecen sacados de los cuentos de hadas, que la agencia de viaje Hola Transylvania lo tientan y lo invitan a descubrirlo.

Bucovina es uno de estos lugares. Aquí puede capturar imágenes pintorescas que lo dejarán sin aliento. Aquí conocerá fragmentos de la historia de este país que lo abrumarán con las huellas profundas de Bucovina, sin olvidar la apetitosa cocina, las costumbres fascinantes y la imponente arquitectura de edificios y lugares antiguos.

En Bucovina se encuentra el Monasterio Voroneţ, construido en 1488. El monasterio más bello y famoso de la región es conocido por su tono ” azul de Voroneţ ” y la pintura que representa el último juicio del libro sagrado. Se dice que el color “azul de Voroneț” que es tan único y especial representa el color del cielo de Bucovina en otoño durante la vendimia.

Esta es la pintura mural más valiosa en Rumanía y trae miles de turistas aquí cada año. El monasterio se construyó durante el reinado de Ştefan cel Mare y su belleza es abrumadora. Voroneţ recibió el título de Capilla Sixtina del Este, con una impresionante cantidad de pinturas.

De hecho, esta área está llena de lugares de interés, monasterios y reliquias históricas, lugares ocultos donde el cielo parece unirse con la tierra y no puede esperar para descubrirlos, vistas espectaculares donde el aire es tan puro que es vertiginoso para cada respiración.

Aquí todo forma un oasis de paz, donde la naturaleza en su magnanimidad ofrece todo sin querer nada a cambio, tal vez solo contemplación y … respeto.

Bucovina – La tierra de los monasterios

Bucovina es de hecho todo el condado de Suceava y una parte más que se encuentra en Ucrania.

Nacho e Ioana de Hola Transylvania pensaron de manera magnífica el recorrido por esta región para que en solo 10 días pueda conocer la historia del lugar, degustar los platos cocinados en las casas de huéspedes locales y visitar los monasterios más bellos de esta tierra, pero también que pueda visitar una buena parte de las emblemáticas ciudades de Transilvania y, por supuesto, conozca la ciudad de Bucarest, la capital de Rumanía, el punto de partida de esta maravillosa aventura.

Bucovina también se llama la Tierra de las Hayas desde el momento en que se anexó al Imperio Austrohúngaro, pero también la Tierra de los Monasterios porque aquí se concentran todos los monasterios construidos por los príncipes del país entre los siglos XV y XVI.

Cada monasterio tiene una historia y en un país profundamente cristiano, fue construido como un signo de gratitud cuando se ganó una batalla y los invasores fueron expulsados.

En las paredes de estos monasterios hay pinturas espectaculares que son obra de artistas anónimos que proliferaron en Moldavia durante el reinado de Ştefan cel Mare. Durante ese período y volviendo a los primeros años del siglo XVII, aparecieron todo tipo de escuelas de arte popular. Posteriormente, otras corrientes culturales y otros artistas produjeron monumentos artísticos especiales en términos de expresión y valor que enriquecieron este patrimonio de valor inestimable.

La mayoría de los monasterios de Bucovina se construyeron en el siglo XVI, y los murales originales y los elementos decorativos se conservaron casi intactos hasta hoy.

Los monasterios que le van a ver en el recorido de Hola Transylvania son construidos por antiguos gobernantes y boyardos moldavos y tienen una línea arquitectónica muy elegante. Las cúpulas delgadas y altas se elevan hacia el cielo, dando a todo el monumento una esbeltez que las iglesias en todo el Oriente cristiano nunca antes habían conocido.

Las ventanas y las entradas están decoradas con arcos específicos del estilo gótico y cada monasterio tiene su color específico.

Voroneț está decorado con pinturas de un azul irreal hermoso, el Humor es rojo, Sucevita se enorgullece de verde, amarillo es de Moldovița y Arbore está pintado en una combinación de colores

El camino ha Bucovina

Bucovina está conectada a Transilvania por un camino que parece estar dirigido a una película apocalíptica: Cheile Bicazului.

Aquí las montañas se inclinan sobre el camino que es estrecho, con muchas curvas. El paisaje es fabuloso y cuando llegas aquí por primera vez apenas puedes controlar tu asombro. Todo el camino desde Cheile Bicazului tiene casi 7 km y está formado por serpentinas de una belleza especial y en las paredes de piedra caliza de las rocas hay cuevas y avena.

Las Cheile Bicazului son parte de Parque Nacional Hasmas, cuyas áreas protegidas son el Lago Rojo, las Cheile Bicazului, las Cheile Sugaului, Hasmasul Mare y Hasmasul Negru.

En el camino se puede admirar Piatra Altarului, un macizo rocoso de 1.120 metros de altitud y los macizos rocosos Piatra Pintestilor y Piatra Arsitei.

Esta ruta se puede recorrer en cualquier estación del año porque los paisajes espectaculares tienen su encanto en cualquier estación.

Visita con Hola Transylvania las zonas más emblemáticas de Rumanía: Transilvania y Bucovina

El viaje de 10 días a través de Transilvania y Bucovina incluye además de descubrir las principales ciudades y la experiencia única de la vida del pueblo y la hospitalidad de los lugareños, el alojamiento en pensiones rurales.

Por lo tanto, pasará la primera parte del viaje en un recorrido por las ciudades de Cluj, Sighişoara y Bran.

Sighişoara es la ciudad medieval mejor conservada de Europa del Este y en 1999 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Sighişoara es también el lugar de nacimiento de Vlad Ţepeţ, la figura histórica que inspiró a Bram Stoker en la creación de Drácula.

A su regreso de Bucovina, será acompañado por guías de Hola Transylvania al aeropuerto de ClujNapoca, el lugar donde terminará esta magnífica aventura.

Deja una respuesta