Web Hosting: La ventana del marketing digital

La introducción al ciberespacio ha modificado radicalmente la sociedad moderna. Internet se ha convertido en el catalizador de casi cualquier de toda actividad humana, a tal punto que es difícil imaginar tarea alguna que no se encuentre asociada a la red. Sin embargo, el mayor impacto de la de este fenómeno se ha escenificado en el medio comercial. Sobrevivir hoy en día en el mundo de los negocios requiere estar presente en la autopista de la información. Bajo esta premisa las herramientas de mercadeo tradicional han transformado sus ortodoxos y tradicionales mecanismo. La tendencia virtual marca el rumbo de lo que se ha denominado como marketing digital y SEO. Sin duda, que la estrategia del nuevo marketing digital se basa en centrar sus esfuerzos en la atracción de potenciales clientes a través del Internet, así como la visibilidad de la marca en la nube. Y como obviamente, para “vender” en la red lo fundamental consiste en estar presente en ella. El surgimiento de servicios de web hosting es la consecuencia directa de esta revolución comercial.

¿Qué es un servicio de Web Hosting?

Un Web Hosting o alojamiento web es un servicio que ofrece a los cibernautas un sitio en la red para almacenar cualquier tipo de información. Este hospedaje puede ser gratuito, donado compartido o pago, según las necesidades del usuario o cliente. El uso más común que se le da a un web hosting es el de crear una “página web” o un blog. El marketing digital emplea esta herramienta como el eje fundamental para la atracción de clientes, hacia cualquier producto, bien o servicio.

Tipos de Servicios Web Hosting

  • Hosting Compartido: consiste en el alojamiento de múltiples clientes, compartiendo un único recurso o servidor. Su mayor ventaja es su reducido costo  por ser dividido entre cientos, miles o millones de usuarios. Su mayor desventaja es el rendimiento del servicio.
  • Hosting Gratis: ofrecen la posibilidad de la creación de una página web o almacenar información de manera gratuita a cambio de publicidad. Posee recursos muy limitados de procesamiento, tráfico de datos, capacidad de memoria o disco, entre otros.
  • Servidores Virtuales: Un servidor físico es fraccionado en varias máquinas virtuales, las cuales son empleadas por el cliente del Hosting de manera independiente.
  • Servidor Dedicado: Un dispositivo físico es ofrecido de manera exclusiva a un cliente para el servicio de Hosting.
  • Cloud Hosting: utilizando los recursos propios de la innovadora tecnología de la  nube, se instalan servicios de Web Hosting.
  • Colocación o Housing: consiste básicamente en arrendar o vender un espacio en una datacenter siendo por responsabilidad del cliente elegir el servidor.
Por ultimo, si se desea sacar el máximo provecho al web hosting como estrategia de mercadeo digital se debe seguir los siguientes consejos:
  • Escoge servicios de Hosting locales (reduce el tiempo de latencia).
  • Evita servicios gratis o muy económicos. Apuesta por la alta disponibilidad.
  • Hosting Seguro. Elige servicios que ofrezcan protección contra vulnerabilidades o ataques maliciosos.
  • Hosting y Dominio con un mismo proveedor. Garantiza continuidad del servicio y soporte técnico del mismo.

Deja un comentario