You are here: Home » General » Traducciones financieras: el significado del haircut en las finanzas

Traducciones financieras: el significado del haircut en las finanzas

El mundo de las finanzas, es un ámbito caracterizado por el uso de muchos términos propios del inglés, razón por la cual, los traductores al hacer las traducciones financieras deben indagar acerca del significado de una expresión en su idioma original para posteriormente adecuarla al contexto de la lengua a la que pretende traducirla.

Tal es el caso del término haircut, cuya traducción al español es equivalente a corte de cabello. A primera vista, podríamos pensar que el mismo es inaplicable al campo financiero y lo es, pero solo en parte, ya que como expresión, dicha palabra posee un sentido que es aplicado particularmente en esta área de la economía y que no guarda relación con el pelo.

En este sentido, el concepto del haircut financiero, es una medida de precaución o garantía que ejerce el acreedor sobre un activo financiero, al cual le descuenta un valor determinado para garantizar que el deudor no se insolvente al momento de responder por la prenda.

Este es un ejemplo claro donde se demuestra la importancia de saber distinguir entre quienes se dedican a realizar traducciones financieras y en virtud de ello, poseen el conocimiento adecuado para saber traducir documentos dándole a las palabras el sentido correcto, y aquellos que simplemente dominan dos o más idiomas, pero desconocen el mundo de las finanzas y, por tanto, son incapaces de contextualizar la terminología que se les pide traducir.

Las traducciones en el ámbito publicitario

Este fenómeno no ocurre únicamente en las finanzas, puesto que muchos de los investigadores y pioneros en diversas áreas del conocimiento, tienen al inglés por lengua nativa, razón por la cual las expresiones que eligen para denominar algún descubrimiento, técnica o procedimiento, está influenciado por dicha lengua.

Así por ejemplo, en el campo de la publicidad, existe el término ”milking” que se traduce como ordeñar, pero cuyo uso publicitario nada tiene que ver con esta actividad. De hecho, cuando se utiliza en esta área, no se le da siquiera la connotación original, sino que se emplea como “descremar”, entendiéndose como la máxima explotación de una marca, hasta lograr la mayor rentabilidad posible.

El milking, implica aumentar el coste de un producto nuevo por encima del de la competencia, lo que permite amortizar la inversión en investigaciones o estrategias tales como la publicidad textil para regalos promocionales, llegar al público que realmente está interesado en el producto y tener la flexibilidad de disminuir progresivamente el valor una vez satisfechos los objetivos.

Esta, es otra demostración de lo complejo que puede resultar la traducción de expresiones o términos que son aplicados con una connotación específica para el ámbito en el que son aplicados y a su vez, de la necesidad de contratar a verdaderos expertos cuando necesitemos este servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *