Obtén el mejor rendimiento al invertir en Fondos de Inversión Indexados

Cada día surgen diferentes e ingeniosas formas de canalizar los ahorros y capital de las personas en novedosas formas de inversión. Multiplicar el rendimiento del dinero, mediante cualquier instrumento financieramente valido, parece ser el santo grial mercantil del nuevo siglo. Desde los tradicionales instrumentos ofrecidos por la banca comercial, así como las novedosas formas de inversión basada en “criptoactivos” el panorama financiero es muy amplio. Las tendencias globales apuntan hacia la obtención de seguros y provechosos dividendos, siendo la clave la diversificación de la inversión. Apuntando hacia la pluralidad de opciones, invertir en fondos de inversión indexados se ha convertido una de las opciones más rentables que ofrece el actual mercado financiero. Bajo un entorno seguro y confiable, en donde prevalecen las garantías de un marco legal sólido, esta herramienta se expande rápidamente.

¿En qué consisten los Fondos de Inversión Indexados?

Denominados también como “fondos índices” lo Fondos de Inversión Indexados son una herramienta de gestión financiera que permite replicar un índice determinado. Su fácil administración y excelente rendimiento lo ha catapultado como un elemento valioso, que permite obtener estupendas ganancias en un tiempo relativamente limitado. La característica fundamental de los Fondos de Inversión Indexados es la pasividad de la gestión del capital dispuesto en ellos. En contraposición con los de administración “activa”, los Fondos de Inversión Indexados no buscan batir el índice de referencia del mercado en el cual opera. La clave de este instrumento financiero es replicar un índice fijo (S&P/TSX 60, IBEX 35 Dow Jones, Nasdaq 100, Nikkei 225 entre otros) para generar ganancias. A continuación, te explicaremos como estos fondos reproducen a otros índices.

Replicando un Índice

Las entidades gestoras de estos fondos obtienen un porcentaje de cada una de las empresas que participan en un índice determinado. Por ejemplo, si se desea replicar el mercado bursátil japonés (Nikkei 225), su valor de cierre será idéntico a los dispuestos en esta cartera indexada.    Manteniendo de manera proporcional el mismo valor, crean una versión idéntica pero mucho más reducida del índice a replicar. De esta manera el cliente asegura que el rendimiento de su capital no depende exclusivamente del gestor, sino del comportamiento del mercado. Este quizás su mayor y más notable diferencia en relación a otros fondos.

Ventajas de invertir en fondos de inversión indexados

Los fondos de inversión indexados apuntan hacia una carrera a largo plazo. Hacer crecer los ahorros hacia metas de prolongada esfuerzo y tiempo es el eje de esta herramienta. Como medio para aquellos padres dedicados a ahorrar para los estudios de sus hijos o el inicio de un fondo de jubilación, este instrumento es ideal. Su seguimiento sencillo y la posibilidad de encontrarse al alcance de cualquier persona es otro de su irremediable atractivo.  Asimismo, su riesgo es definitivamente mucho más bajo que el de otros fondos. Esto se debe a que la mayoría de los gestores compromete el capital de los inversores, en distintas carteras indexadas a los principales mercados mundiales. Solo una crisis de proporciones importantes elevaría el riesgo de estos instrumentos.

Deja un comentario