You are here: Home » Motor » ¿En qué consiste el chiptuning?

¿En qué consiste el chiptuning?

Seguramente no hayas escuchado nunca antes este término, pero está mucho más extendido de lo que te imaginas entre los amantes de las cuatro ruedas que buscan mejorar las prestaciones de sus vehículos. Todos los vehículos relativamente actuales integran un pequeño ordenador de control que se encarga de regular las funciones internas del motor a fín de mejorar el rendimiento del mismo. Este microordenador es el encargado de manejar los parámetros relativos al endendido, la regulación de los gases, la inyección y otras características que influyen en cuánto puede dar de sí un vehículo en particular. El chiptuning consiste precisamente en la modificación de los parámetros de fábrica de un vehículo a fin de mejorar las prestaciones finales y sacarle el máximo partido a nuestro coche, e incluso permitirnos ahorrar costes en el caso del gasto del combustible, pues algunas configuraciones son idóneas precisamente para este objetivo.

racechip1

El chiptuning tiene dos opciones bien diferentes de mejorar las prestaciones de un vehículo, que es incorporando una unidad de control electrónica accesoria a la que se tiene, o bien a través de lo que se conoce como tuning OBD que básicamente consiste en modificar la programación original del vehículo para cambiar igualmente su comportamiento

El chiptuning OBD

Con el tuning OBD lo que se aplica es una modificación al software de fábrica del vehículo, permitiendo reescribir determinados parámetros y ajustes como por ejemplo limitación de velocidad máxima que traen de serie determinados coches, y que no nos permiten subir de velocidad llegados a un tope impuesto. Gracias al chiptuning OBD podemos “pisar” esta limitación y eliminarla para que el coche pueda subir su límite de velocidad sin restricción alguna.

El chiptuning OBD nos permite en la mayoría de casos reprogramar los parámetros de rendimiento del vehículo a través de su interfaz de diagnóstico, con el que los talleres suelen comprobar rápidamente si el vehículo ha reportado algún tipo de problema o registro a tener en cuenta. Desde ese mismo interfaz podemos reescribir el software de control del vehículo con una serie de programas especiales y volverlo a volcar sobre la unidad de control del coche. Algunos otros modelos directamente necesitan del cambio de un determinado chip para poder aplicar este tipo de modificaciones.

El gran inconveniente del chiptuning OBD está precisamente en el hecho que se modifica el software original de fábrica haciéndonos perder la garantía del fabricante y pudiendo desactivar funciones vitales de protección del motor en caso de algún tipo de avería. Tampoco sería posible recuperar información vital en caso de algún problema y no nos permitirían hacer un diagnóstico eficiente para resolver el problema de forma inmediata. Además estaremos a expensas de la persona que nos tuneara el coche para cualquier otra modificación lo cual puede convertirse en algo engorroso.

El chiptuning a través de una unidad de control adicional

Este tipo de chiptuning es sin duda el más seguro y adecuado, ya que nos permite modificar todos los parámetros de comportamiento del vehículo añadiendo una unidad de control especial que se interconecta entre el motor y la propia unidad de control original del coche, haciendo que Vd. o su taller puedan instalarlo en pocos minutos de forma fácil y segura.

¿Cómo funcionan la unidades de control adicional?

La manera en la que funcionan estas unidades de control es bastante sencilla, ya que ellas se encargan de modificar en tiempo real el control de prestaciones del motor emulando los diagramas característicos miles de veces por segundo, haciendo que el conductor perciba mejoras sustanciales en el rendimiento de su coche, y no perdiendo nunca las protecciones de motor impuestas por el fabricante a fín de que el vehículo no pueda sufrir ningún daño por el motivo que sea.

racechip2

El líder de este tipo de unidades de control adicionales es Racechip y cuenta con muchos años de experiencia y gran cantidad de pruebas y análisis previos que dotan a su unidad de control de las máximas garantías y prestaciones. El chiptuning de RacheChip está especialmente diseñado para que cualquiera pueda instalarlo por su cuenta en pocos minutos, pues la forma de hacerlo suele ser muy sencilla interconectando la propia unidad entre la unidad original del vehículo y el propio motor. Podremos disfrutar así de de las máximas prestaciones y rendimiento de nuestro vehículo que muy rápidamente percibiremos al volante.

 

Deja un comentario